El Centro para la Democracia

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

45 Mount Auburn Street

Harvard Square
Cambridge, MA 02138

Contacto:

(617) 492-8855

info@democracycenter.org

El Centro para la Democracia es una casa de encuentro para el siglo xxI que apoya a organizadores de la comunidad a crear un mundo más sostenible, justo, conectado, expresivo y equitativo.

 

Somos la sede de cinco organizaciones sin fines de lucro y, cada año, presentamos más de 500 eventos realizados por 100 organizaciones locales y nacionales.

Nuestro trabajo

El Centro para la Democracia tiene como propósito fomentar una democracia más dinámica a nivel local y global mediante un apoyo orientado a crear comunidades de acción más sostenibles, unidas y fuertes. Avanzamos en esta meta de las siguientes maneras:

  • Proporcionamos espacios asequibles para reuniones, eventos, recaudación de fondos, etc. a organizaciones sin fines de lucro y otros grupos que directamente promueven nuestra misión.

  • Conectamos a organizadores estudiantiles con campañas locales.

Desde nuestra fundación en 2001, el Centro para la Democracia ha experimentado muchos cambios. Ubicado en el núcleo de Harvard Square, el Centro es un espacio dinámico, activista y progresivo dedicado a la comunidad. El Centro ofrece un espacio alternativo y excitante —en medio de una ciudad donde escasean los espacios no comerciales— para una variedad de grupos estudiantiles y comunitarios de Boston y sus alrededores.

Programa Casa de Encuentro

El programa Casa de Encuentro del Centro para la Democracia —mediante espacios asequibles y recursos logísticos para organizadores, activistas, creadores y vecines, en particular aquelles con fondos escasos o nulos— fomenta la labor dinámica de fortalecer y organizar a la comunidad para alcanzar un mundo más sostenible, justo, conectado, expresivo y equitativo.

Nota de traducción: Este sitio web se ha traducido usando el lenguaje inclusivo. En equipo se ha decidido utilizar la -e para sustantivos y adjetivos referentes a personas. Por ejemplo, si usted lee «les estudiantes», ¡no es un error ni usted está leyendo mal! La -e nos ayuda a dejar más a un lado el lenguaje binario que nos encaja en solo dos géneros (p. ej., «la trabajadora» o «el trabajador») y nos permite ampliar nuestra visión e incluir de mejor manera a todas las personas. Notará que también usamos otras técnicas. A veces decimos «las personas que...» para evitar el lenguaje binario, y hay muchas más. Estas estrategias se utilizan a lo largo del mundo hispanohablante, incluido los EE. UU., a medida que también evolucionan y fluctúan al aumentar su alcance. El idioma es algo vivo que le pertenece a la gente que lo usa, y haremos todo lo posible para que este sitio web refleje esta realidad y los nuevos cambios.

A view of the Rosa Parks Room